septiembre 3, 2011

Iba a un tipo de gimnasio con mi mamá, tenía un estacionamiento gigante todo era de tierra. Le decía que se apurara porque sino no íbamos a conseguir locker. Llegaba primero que varias chavas, sin embargo que el que daba los lockers se los daba a las buenotas y nos dejaba a mi mamá y a mi sin locker. Yo le empezaba a gritar, me subia al mostrador y le agarraba la cara con una mano apretándole los cachetes y le decía enojadísima:

No te hagas estúpido, pendejo. Sé por qué les das a ellas los lockers, pero no sabes con quién te estás metiendo.

Mi mamá me pedía que me tranquilizara, entonces le decía que dejáramos las cosas en el coche y ya, me salía del lugar y las otras chavitas me veían con un poco de miedo, ( les confieso que me gustó ser así de ruda).

Había más, pero ya no lo recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s