septiembre 25, 2011.

Me iba de intercambio a un país europeo. Tal vez  Suiza. La cosa es que llegaba a mi recámara y era un cuarto chiquitito donde, además, dormíamos 3 personas. Había una litera y luego otra cama. Ahí estaba dormido un chavo suizo  y arriba de la litera estaba una amiga mia de la secundaria. Ella me decía que ese fin era puente y que mucha gente iba a salir, obviamente yo no.

La cosa es que el chavo suizo se despertaba y platicábamos. Me decía que intentáramos salir de la ciudad para que yo empezara a conocer más. La parte más surrealista es que estábamos acostados los dos en su cama, en el tráfico del puente. Aja, era un tráfico de camas no de autos.

En fin, estando ahí nos asoleábamos mucho, el tráfico de camas no avanzaba. Y él me decía que mejor volviéramos a la casa. Volvíamos y yo estaba toda ardida de la piel y le pedía a mi compañero que me pusiera un poco de crema para alivianarme. Y eso hacía y lo demás, ya se lo pueden imaginar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s