enero 23, 2012

El sueño era como una película. Comenzaba cuando la escena nos llevaba volando sobre el mar, se veía increíble y de pronto en medio de la nada, había un palacio Oriental, no sé si chino o japonés o qué. Pero yo decía ah ok, es para establecer que estamos en el Oriente. Me parecía que el lugar era fantástico. Ese palacio ahí en medio del mar con unos como Budas gigantes tallados en las paredes. Era increíble.

Aparecía el título de la película ( no lo recuerdo). Y entonces se veían ahora unos gigantes de ojos rasgados y trenzas largas caminar en el mar, el agua les llegaba a la cintura y eran esclavos de las personas. Se me hacía muy curioso que esos gigantones fueran esclavos de seres humanos diminutos, pero así era.  Ellos cargaban a la gente para llegar hasta el palacio que vimos antes y además, cargaban a sus animales, me llamaba especialmente la atención que cargaban elefantes y éstos se veían muy pequeños en brazos de ellos.

La película continuaba y aparecía una niña con su mayordomo. Era cumpleaños de ella y su papá que era persona importante le daba un gran regalo, sin embargo a la niña no le encantaba y estaba un poco triste. Pero su mayordomo, que era su gran amigo, le obsequiaba algo ( tampoco me acuerdo) y la niña se quedaba muy muy feliz.

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “enero 23, 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s