septiembre 19, 2013

Pues resulta que estaba acostada en una cama. Y a mi lado se estaba quitando el traje Peña Nieto. Nos veíamos con ojos de amor y yo juraba que el hombre más hermoso del mundo.

Le preguntaba que por qué se cambiaba la ropa y decía que porque tenía otro evento y tenía que salir con diferente atuendo. Cuando se quitaba el pantalón me daba cuenta que usaba una pequeña trusa, me reía un poco pero me daba ternura y le decía que eso no se veía cool, que mejor debería de usar boxers. Pero le acariciaba una pierna y sentía perfectamente su piel y me reía mucho con él (como adolescentes que derraman miel).

No recuerdo exactamente qué decía pero eran puras tonterías. Y yo pensaba que aunque fuera un imbécil me encantaba. Luego se iba a otro evento y yo me tenía que salir escondiendo para que su mujer, La Gaviota, no nos cachara. Nos subíamos a un coche donde iban sus hijas. Yo veía el celular de la Gaviota y me mandaba a mi cel muchas fotos de Peña Nieto para tenerlas.

Lo peor fue cuando desperté tenía ese sentimiento de que Peña era una lindura.. que cosa más horrible.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s