diciembre 17, 2013

Tuve un sueño muy bizarro. Era el futuro, como dentro de 80 años. Pero yo era la Gina de hoy de 33 años. El mundo era oscuro, el sol ya se había apagado pero los humanos habían encontrado una forma de sobrevivir ( no sé cuál). 

Yo llegaba a casa de unos chavos, todos tenían entre 28 y 30 años. Eran un grupo de chavos que protestaban por diferentes cosas. Poco a poco iba entendiendo que estábamos ahí para organizar el próximo acto de rebeldía para manifestarnos en contra de no tengo idea qué.

Cuando llegaba a la reunión, me presentaban con la gente, pero mientras alguien me explicaba que desde hace muchos años la humanidad ya no se podía enamorar, algo había pasado dentro de los humanos que ya no eran capaces de sentirse enamorados. En ese momento no me había parecido tan terrible, pero cuando comenzaba a saludar a la gente que estaba ahí, veía a un par de jóvenes que estaban teniendo sexo, no estaban totalmente desnudos, simplemente lo estaban haciendo ahí, rápido y sin besos ni nada. Yo los veía un tanto incómoda por estar ahí frente a todos teniendo sexo y además, hablaban con otras personas mientras tanto.  La chava se reía y me decía que por qué los veía así y yo entendía que ahora eso era normal. 

Después de preparar el próximo ataque de este grupo, llegaba un chavo que me parecía guapo y me decía: Hola, eres la nueva ¿no? ¿quieres coger? 

Yo me volvía a sorprender por la pregunta y le decía que sí… total que en este caso si nos aislábamos y al terminar, él se paraba y me decía algo así como: Chido, gracias ya me hacía falta, nos vemos luego.

Entonces me daba cuenta que ya nada más la gente tenía sexo simplemente por saciar la necesidad no había nada más allá. 

Después llegaba el dia de hacer el acto terrorista. La idea era colocar bombas dentro de un palacio antiguo. Los coches del futuro, eran muy muy pequeños, yo tenía uno negro, donde apenas cabías hincado, pero así se viajaba. 

2 de los chicos del grupo intentaban ingresar al edificio pero un policía se los impedía, por lo que yo, al ver esto, me metía con el mini coche al lugar para distraer al polícia. Él me perseguía y así los chicos podían entrar. Finalmente el policía me alcanzaba y me sacaba. Pero los otros dos chavos no lograban colocar las bombas.

Ahí terminó el sueño.

Anuncios